Proyecto de Arborización en San José de Maipo: Plantaciones que previenen desastres y salvan vidas

23 de octubre de 2015

La medida se encuentra en su primera etapa, tras la donación de 1.000 árboles y asesoría técnica de Conaf, entrega de materiales y guía ingenieril por parte de la Universidad San Sebastián, apoyo de mano de obra de la Defensa Civil, y las gestiones del Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente y la Ilustre Municipalidad de San José de Maipo.

 

 

 

En un trabajo conjunto de la Municipalidad de San José de Maipo, autoridades regionales y la Universidad San Sebastián, se dio inicio al proyecto ­de arborización en el cerro Divisadero, ubicado detrás de las dependencias del hospital de San José de Maipo, y que tiene por objetivo disminuir el riesgo de remoción en masa en dicho punto; iniciativa que cuenta con financiamiento de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio y Comunicaciones de la USS.

Hace ocho años, un diagnóstico encargado por el municipio a la U. de Chile, dejó en evidencia el alto riesgo de los habitantes por un posible deslizamiento de las tierras del cerro, poniendo en riesgo cientos de vidas, además de la edificación completa del hospital. Dicho estudio concluyó que se debían invertir unos $1.400 millones de la época para concluir con el problema, cifra que excede a los recursos comunales. Pero tras el terremoto del 27/F en 2010, el Consejo Regional aprobó unos $700 millones para construir piscinas decantadoras y otras labores, además de sensores que monitorearon al cerro Divisadero. “En 1997, cuando el cerro Divisadero se fracturó, hubo una gran conmoción. Desde ese entonces, se fueron arbitrando algunas medidas que no concluían en una respuesta de fondo al posible deslizamiento de tierras”, contó el alcalde de San José de Maipo, Luis Pezoa.

Actualmente, la medida de arborización se encuentra en su primera etapa, tras la donación de 1.000 árboles y asesoría técnica de la Corporación Nacional Forestal, Conaf; entrega de materiales y guía ingenieril por parte de la Universidad San Sebastián; apoyo de mano de obra de la Defensa Civil; además de las facilidades por parte del Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente y la Ilustre Municipalidad de San José de Maipo. “Es una alegría poner en manifiesto la satisfacción de todas las instituciones que participan de este proyecto, porque nos unimos todos ante un interés común y eso es muy importante en estos tiempos. Prevenir que en esta hermosa zona se provoque un desastre que podría costarnos no sólo mucho dinero, sino que muchas vidas”, destacó la gobernadora de la provincia de Cordillera, Vanessa Marimón.

Por su parte, el director regional de la Onemi, Rodrigo Rojas, advirtió que “la provincia de Cordillera y, específicamente, la comuna de San José de Maipo es la más crítica que tenemos a nivel regional en cuanto a emergencias. Hoy el fenómeno del aluvión y la remoción en masa es algo real, y puede ocurrir. Este es un compromiso para salvar vidas, donde en las tareas de prevención y mitigación está la esencia”.

Como explicó el director de la carrera de Ingeniería Civil USS, Félix Caicedo, “plantar un árbol simboliza una vida, crecimiento, y en este caso hablamos de salvar vidas. Existe un riesgo latente de deslizamiento, estamos hablando de masa de suelo de material rocoso. Por lo tanto, desde el punto de vista de la Ingeniería Civil se generan distintas medidas, algunas estructurales que puede ser muro de contención, piscinas decantadoras o rebaje de las pendientes; o bien, medidas biológicas, dentro de las cuales está la arborización. Una medida muy sencilla pero muy potente a la vez. Aquí el entramado de las raíces se usa para darle más potencia y resistencia al suelo”.

Según confirmó Benjamín Castillo, de Conaf RM, se plantaron un total de siete especies, entre las que se encuentran quillay, bellotos, peumos, escalonias, y especies nativas como algarrobo y belloto del norte. “Las raíces de estas especies generarán una compactación y sujeción del suelo”, detalló. Se estima que tanto los árboles como arbustos demorarían entre dos y cinco años en llegar a la adultez para alcanzar un tronco contundente.

Posteriormente, se espera realizar seminarios a partir de esta intervención para los estudiantes de Ingeniería Civil USS, además de una memoria de título, visitas al terreno y la realización de cálculo estructural de las obras que se deben seguir realizando.

“Los recursos que entregó la USS son muy valiosos para nosotros porque no contamos con ellos, y apuntan a un aspecto fundamental como lo es la seguridad de la comunidad, que entre pacientes y funcionarios alcanza las 800 personas”, agregó Patricio Suazo, director del hospital, en tanto que María de la Luz Puente, vecina del sector, manifestó que “esta iniciativa es fantástica, para que no estemos en riesgo como hace unos años. Y los árboles son imprescindibles porque además, reforestar Chile es vida, así que estoy muy contenta”.

En la ceremonia de inicio del proyecto estuvo presente la gobernadora de la provincia Cordillera, Vanessa Marimón; el alcalde de San José de Maipo, Luis Pezoa; el director regional de Onemi, Rodrigo Rojas; el director del Hospital de San José de Maipo, Patricio Suazo; el director de Ingeniería Civil USS, Félix Caicedo; el coordinador nacional de Vinculación con el Medio USS, Erwin Vega; el secretario de estudios de Ingeniería Civil USS, Andrés Vito; el jefe provincial de la Defensa Civil, Ciro Madrid; el presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de San José de Maipo, Jorge Orellana; la concejala Maite Birke; el capitán de Carabineros de San José de Maipo, Franco Herrera; y en representación del Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente, David Toledo.