Cómo superamos el “Súper Lunes” (y cómo seguir mejorando)

06 de marzo de 2018

“La alternativa de largo plazo sería minimizar los viajes en automóvil para reducir la congestión vial“, explica la experta en transporte, Carolina Calderón, tras este 5 de marzo en Santiago.

súper-lunes

En febrero, Santiago es agradable para desplazarse en cualquier modo de transporte, sin mayores congestiones. Hasta que por estos días, ya en marzo, pasamos al inicio de clases con la casi totalidad de los trabajadores reincorporados a sus actividades, viajando todos muy temprano.

carolina-calderonPero ante las constantes alertas por el llamado “Súper Lunes”, los más planificados se coordinaron el fin de semana, informándose en medios de comunicación, redes sociales y en la UOCT (web, Twitter) de la ciudad; evitando el horario punta mañana (6:45-9:30) y punta tarde (17:30-20:30); tal como explica Carolina Calderón, académica de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la Universidad San Sebastián, quien es especialista en transporte.

“Este año quedó en evidencia que el Súper Lunes es más bien un mito, que tiene que ver con el cambio de la paz de Santiago en febrero a la rutina de la marcha habitual de marzo. Además, el ingreso paulatino de los escolares ayudó. Colaboraron también las medidas tradicionales de los agentes reguladores del transporte público, que apuntaron a reforzar las frecuencias de buses y de Metro”, afirma.

No obstante, detalla, lo que en mayor medida causa las demoras es el gran flujo de autos particulares con una tasa de ocupación promedio menor a dos. Frente a esto, recomienda, la alternativa de largo plazo sería minimizar los viajes en automóvil, para reducir la congestión vial.

“Es que la ciudad requiere de un cambio cultural para evolucionar en el tiempo: seguir construyendo autopistas para paliar la congestión es como agrandar el cinturón para bajar de peso. La clave es bajarse del auto y subirse al bus, bicicleta, caminata o compartir el auto. No hay otra forma sustentable de que la ciudad crezca”, dice Calderón.

Al igual que este “Súper Lunes”, para los próximos días y durante el curso del año, la demanda se irá adaptando, tal como menciona la experta en transporte: los automovilistas buscarán las rutas más rápidas, evitando la congestión, utilizando Apps de navegación en sus celulares; los usuarios de transporte público adaptarán sus horarios a la frecuencia y la ocupación de los servicios; mientras que algunos más entusiastas comenzarán a usar la bicicleta.

Revise la columna completa en diario La Cuarta.