¿POR QUÉ ESTUDIAR INGENIERÍA CIVIL EN BIOTECNOLOGÍA EN LA USS?

Chile ha tenido un crecimiento sostenido y grandes avances en diversos sectores industriales. La Biotecnología se ha convertido en una herramienta clave para la transición tecnológica de las empresas hacia la producción sustentable, posicionándose como la ingeniería del futuro.

En nuestro país el campo laboral es creciente y se desarrolla principalmente en industrias, que buscan productos de alto valor como la farmacéutica, cosmética y alimenticia, y también en empresas que utilizan diversos procesos como los fermentativos para producir alimentos y destilados, por citar algunos.

Como egresado de Ingeniería Civil en Biotecnología de la Universidad San Sebastián, te distinguirás por poseer una cultura de negocios de base biotecnológica, con vocación emprendedora que se desarrolla durante toda tu formación académica. Serás un profesional capaz de gestionar, desarrollar y evaluar proyectos económicamente factibles, que abarcan desde la ingeniería genética a los bíoprocesos.

Otras cosas que debieras saber sobre nosotros:

Gracias a que el modelo formativo de la Universidad fomenta la vinculación temprana al quehacer profesional, te formarás con una vocación emprendedora aprendida en talleres y laboratorios, visitas habituales a empresas y a organizaciones de investigación y desarrollo.

La carrera consta de un Plan Común de cinco semestres que derivan en tres áreas de especialización: Ciencia y Tecnología, Bioprocesos Industriales, y Negocios y Gestión.

Las asignaturas de especialidad comienzan a partir del 2do año, orientándose hacia el quehacer profesional de la biotecnología.

Ingeniería Civil en BiotecnologíaPERFIL DEL EGRESADO

El ingeniero civil en Biotecnología de la Universidad San Sebastián es un profesional con conocimientos para diseñar, modelar, desarrollar y gestionar soluciones basadas en biotecnologías, económicamente factibles y sustentables.

Se orienta tempranamente hacia las empresas, internalizando una cultura de negocios y gestión operacional, evaluando proyectos e innovando en tecnologías que abarcan desde bioprocesos a ingeniería genética con una mirada económica.

Hoy, un ingeniero se enfrenta a nuevos desafíos relacionados con el liderazgo, el trabajo en equipo, la comunicación, la innovación y el emprendimiento, que representan oportunidades vinculadas a las personas, equipos y procesos de cambio.