Precauciones sobre edulcorantes no nutritivos

24 de mayo de 2019

Los Edulcorantes No Nutritivos (ENN) son la opción para proveer dulzor a los alimentos y bebidas con un muy bajo o nulo aporte energético.

Precauciones sobre edulcorantes no nutritivos

El gusto por lo dulce es una característica humana innata y se extiende en todas las edades, razas y culturas, teniendo el dulzor un papel relevante en la nutrición humana.

La conformación de las preferencias gustativas comienza en el útero y continúa durante el resto de la vida. La leche materna es la primera exposición al sabor dulce y la propensión por éste es máxima en la infancia y progresivamente, disminuye durante la adolescencia y la vida adulta.

Así lo explica la docente de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad San Sebastián, sede Valdivia, Ana Karina Burgos, quien indica que “los Edulcorantes No Nutritivos (ENN) son la opción para proveer dulzor a los alimentos y bebidas con un muy bajo o nulo aporte energético; sin embargo, su uso extendido conduce a nuevas preocupaciones, entre las que se pueden mencionar el efecto perturbador del sabor, el apetito, los patrones de consumo y los niveles de seguridad, especialmente, durante la infancia”.

Algunos de los edulcorantes más utilizados son el Aspartamo, Acesulfamo de Potasio, Ciclamato y la Sucralosa, los que han sido y están siendo ampliamente estudiados para verificar su inocuidad para la salud, lo que ha permitido determinar dosis de consumo. “La dosis segura de consumo equivale a una centésima parte de la cantidad demostrada sin efectos negativos en animales. A este valor se le denomina IDA (Ingesta Diaria Admisible), que varía dependiendo del tipo de edulcorante y que se indica por kilo de peso de la persona”, sostiene la nutricionista de la USS

La académica subraya que “de esta forma, un niño puede llegar mucho más fácilmente a sobrepasar su IDA (Ingesta Diaria Admisible) que un adulto, ya que su peso es mucho menor y el IDA se multiplica por el peso corporal”.

“Hay que considerar que los niños consumen bebidas light, así como otros productos que contienen estas sustancias, siendo superados de forma fácil el IDA de algunos edulcorantes”, destaca.

Ahora, respecto a sus implicancias aún se desconocen a mediano y largo plazo, aun cuando existe seguridad desde el punto de vista de la toxicidad. “Hay dos puntos importantes: uno es que el niño se acostumbre al sabor demasiado dulce, lo que interfiere con adquirir buenos hábitos alimentarios. El otro aspecto es que el sabor dulce estimula ciertas áreas del cerebro, y crea cierta adicción”, subraya Ana Karina Burgos.

Debido a la exposición que presentan los niños a los Edulcorantes No Nutritivos, la nutricionista de la USS Valdivia indica que “idealmente no debieran consumir ningún alimento que contenga hasta los 3 años y prolongar hasta lo que más se pueda el no consumo de estos”.

“Siempre se debe leer cuál es la IDA para evitar sobrepasar. Recuerde que no está claro qué pasará a largo plazo con la ingesta prolongada de estos ENN”, concluye Ana Karina Burgos.

Vea la crónica en El Llanquihue