Desmitificando los batidos detox y sus beneficios

06 de marzo de 2018

No existe evidencia que apoye el uso de dietas depurativas para eliminar sustancias tóxicas del cuerpo. La recomendación es cuidar la alimentación, con especial atención en aumentar el consumo de frutas, verduras, hortalizas, especias y demás productos de origen vegetal.

batido-detox

¿Qué es una dieta de desintoxicación? ¿Qué es un batido o zumo detox?  Cualquiera sea la etiqueta que prefiera, es difícil asociarla con una definición clara. El objetivo de una desintoxicación es limpiar el cuerpo de sustancias nocivas, a menudo llamadas toxinas, generalmente a través de algún tipo de dieta altamente restrictiva. Algunas limpiezas están dirigidas a órganos específicos, mientras que otras apuntan a purificarlo de la cabeza a los pies.

Dyana Sepúlveda USSDe acuerdo a U.S. National Library of Medicine “las toxinas son sustancias creadas por plantas y animales que son venenosas para los humanos. Las toxinas también incluyen algunos medicamentos que son útiles en pequeñas dosis, pero venenosos en grandes cantidades”. En el habla coloquial, también puede referirse a sustancias tóxicas los venenos artificiales que se encuentran en el medio ambiente, generalmente debido a la contaminación.

El cuerpo humano ha desarrollado mecanismos muy sofisticados para la eliminación de toxinas sin la necesidad de zumos o extractos de hierbas.

Los estudios sobre batidos detox son escasos y no muy categóricos, ya que se han probado en muestras pequeñas, existiendo sesgo de muestreo, falta de grupos de control, confianza en el autoinforme y mediciones cualitativas en lugar de cuantitativas.

Los batidos detox no ayudan a eliminar tóxicos o “depurar” más allá de lo que nuestro cuerpo ya hace por sí solo. El cuerpo humano ha desarrollado mecanismos muy sofisticados para la eliminación de toxinas sin la necesidad de zumos o extractos de hierbas. Contamos con órganos, especialmente el hígado, pero también los riñones, el sistema gastrointestinal, la piel y los pulmones, que juegan un papel fundamental en la excreción de sustancias no deseadas o de desecho. Estos órganos desintoxicarán las sustancias químicas dependiendo de su naturaleza y su dosis, pero no por la acción de ningún producto en concreto. Por tanto, no existe evidencia que apoye el uso de dietas depurativas para eliminar sustancias tóxicas del cuerpo.

Por lo demás, la mayoría de la población hoy come mal y los batidos detox  generalmente giran en torno a las verduras y frutas. Por lo tanto, un batido detox significa consumir menos calorías pero, paradójicamente, más vitaminas y otros micronutrientes valiosos. En ese caso, podría verse como beneficioso, pero aun así no sería tan bueno como lo es simplemente comer mejor, especialmente porque estos zumos son temporales.

La recomendación es cuidar la alimentación, con especial atención en aumentar el consumo de frutas, verduras, hortalizas, especias y demás productos de origen vegetal.

En consecuencia, en lugar de hacer una “limpieza por un determinado número de días”, es mejor concentrarse en los hábitos saludables que se pueden mantener en el tiempo como comer alimentos nutritivos a diario.

La recomendación es cuidar la alimentación, con especial atención en aumentar el consumo de frutas, verduras, hortalizas, especias y demás productos de origen vegetal. Estos alimentos contienen compuestos bioactivos que nos ayudan contra el estrés oxidativo o la inflamación, pero no es necesario que estén en forma de zumos, puesto que perdemos parte de la fibra y además los fitonutrientes vienen protegidos con la matriz alimentaria, es decir, con el alimento completo en su estado natural, no en un envase de plástico expuesto, por ejemplo, de manera directa a la luz solar.

En lugar de gastar dinero en zumos de manzana y pepino, yo le invito a desarrollar estrategias para efectuar cambios a largo plazo en la alimentación, por ejemplo, disminuir progresivamente el consumo de alimentos procesados y ultra-procesados junto con aumentar la comida natural.

Dyana Sepúlveda
Académica de Nutrición y Dietética
Universidad San Sebastián

Vea la columna en diario El Sur