Antes de viajar, revise bien las condiciones

11 de agosto de 2017

La llegada de nuevas líneas aéreas permiten una competencia en precios que beneficia al consumidor, que puede acceder al mismo servicio pudiendo optar entre más alternativas.

ryanair-avion

Durante el 2017 la cantidad de pasajeros aéreos informada por la Junta de Aeronáutica Civil indica que se ha producido un aumento de los pasajeros transportados, sobre todo a nivel nacional. La implantación del modelo low cost ha permitido que personas que nunca habían utilizado este servicio lo consideren hoy como alternativa alcanzable.

Karin Bravo F. USSEl transporte aéreo se puede considerar como un ejemplo clásico de discriminación de precios, pues un mismo servicio es transado a precios diferentes. Antes de implementar el sistema low cost, variables como tiempo previo al vuelo con que se compraba el ticket o el asiento elegido hacían que el precio fuese distinto para cada pasajero.

Con este nuevo modelo en el transporte nacional, el precio del ticket variará también por los adicionales al servicio que el pasajero puede requerir o no: por ejemplo, el snack (catering) o el equipaje de bodega. Lo anterior y la llegada de nuevas líneas aéreas permiten una competencia en precios que beneficia al consumidor, que puede acceder al mismo servicio pudiendo optar entre más alternativas. Por tanto, a pesar de que el mercado sigue siendo altamente concentrado y con un actor dominante, la cantidad de pasajeros bajo esta lógica debiera seguir aumentando.

Lo importante, sobre todo para aquel pasajero que no utiliza habitualmente este servicio y que suele desconocer algunas cláusulas, es que se informe en cuanto a las condiciones que está contratando. Por ejemplo, conocer qué ocurre ante la necesidad de cambios y devoluciones de tickets y tener claro los servicios que incluye la tarifa elegida.

Karin Bravo Fray
Académica Ingeniería Comercial
Universidad San Sebastián

Vea la columna en La Estrella de Concepción