¿Sabes lo que son los Bonos de Impacto Social?

13 de junio de 2018

Los Bonos de Impacto Social buscan financiar la implementación de un proyecto de características sociales que resulte en un impacto social a través de contratos con proveedores de servicios y gestores de programas. 

bonos-impacto-social

Los Bonos de Impacto Social (BIS) son un nuevo instrumento financiero que busca un fin social o medioambiental, además de económico, y que permiten establecer una relación entre un privado (emisor de bonos de impacto social a inversionistas) y el Estado. El objetivo principal es financiar la implementación de un proyecto de características sociales que resulte en un impacto social a través de contratos con proveedores de servicios y gestores de programas. Esta idea data del año 2010 en Inglaterra, donde por primera vez se acuñó el concepto.

Luis Felipe SlierPara el Estado esta forma de financiamiento puede ayudar a resolver una eterna dificultad para desarrollar proyectos de alto impacto social, pues el dinero en las arcas fiscales no alcanza para abordar las múltiples necesidades de la población.

Los BIS ofrecen una tasa de retorno similar a otros instrumentos financieros, pero su gran característica es que esta ganancia está ligada a un objetivo social o medioambiental específico con claros indicadores de resultado, y es aquí su gran característica que el Estado no le paga al emisor del bono hasta que no se cumplen los resultados de impacto de la intervención y, por ende, los inversionistas no reciben sus retornos.

Así, los BIS, como nuevo modelo de asociación público-privada, permitirán financiar soluciones a problemas sociales desafiantes a través de contratos basados en los resultados.

Para nuestro país, las áreas que pueden resultar atractivas de prospectar pudiesen ser el empleo juvenil en aquel segmento de la población que Ni estudia Ni trabaja (NiNi) y la seguridad ciudadana.

Con todo, hay desafíos. Entre ellos se pueden mencionar la falta de información existente y la medición de resultados e impacto de los programas que sean implementados con estos instrumentos financieros, ya que deberá significar que la población objetivo sea fácil de determinar, el impacto social de fracasos debe ser limitado y las evaluaciones de impacto deben ser creíbles, técnicas e independientes.

Se debe comenzar con experiencias pilotos que viabilicen la implementación de los BIS, ya que los resultados pueden implicar un mejor uso y focalización de los escasos recursos fiscales y un verdadero impacto en los proyectos sociales.

Luis Felipe Slier Muñoz
Director de Ingeniería Comercial
Universidad San Sebastián, sede Concepción

Vea la columna en diario El Sur