¿Se te apareció marzo? Esto es lo que debes saber si quieres tomar un crédito de consumo

07 de marzo de 2018

Conocido como el mes de los gastos, el tercer mes del año es una prueba de fuego para el bolsillo de las familias chilenas. Por lo mismo cabe preguntarse, ¿es buen momento para acceder a créditos de consumo?

credito

Patentes, permiso de circulación, útiles escolares, pago de las vacaciones, entre otros. Estos son solo algunos de los gastos en los que incurren las familias chilenas en marzo, entendiendo que las necesidades a cubrir son ilimitadas, no así los recursos. Por esta razón, pedir o acceder a un crédito de consumo siempre será una alternativa a considerar, pero, ¿sabes en qué debes fijarte?, ¿es un buen momento para endeudarse?

Francisco AravenaAl respecto, el economista Francisco Aravena explica que “las opciones de crédito, cuando son necesarias, siempre serán una alternativa de financiamiento para paliar gastos u otros que se generan durante los primeros meses del año. Ahora, cuando hablamos de los gastos en marzo, debemos pensar que estos corresponden a gastos planificados, es decir, que se pueden proyectar. Por esta razón no debiera ser tan temido como se ha instalado en el imaginario colectivo; pero si esto no ocurrió, entonces es bueno considerar opciones de financiamiento”.

En este sentido Aravena dice que “es importante que si la persona ya decidió optar a un crédito, revisar la Carga Anual Equivalente (CAE) y para ello, la mejor forma de hacerlo, es cotizando y comparando las distintas alternativas que ofrece el mercado y se ajustan de mejor manera al bolsillo y situación económica de cada persona. Otra alternativa importante, si las personas tienen capacidad de crédito, es evaluar la opción de comprar en 3 cuotas o más, según el convenio que tengan, precio contado. Esta opción es muy buena para no sobre endeudarse y mantener un control de los gastos sin dejar de acceder a los bienes o servicios que sean necesarios”.

¿Es un buen momento para endeudarse? Aravena dice que “todo va a depender de la competencia que exista entre las actuales tasas de interés. Hoy en día las tasas son competitivas y debemos entender que la gente, normalmente, se endeuda cuando lo necesita, no cuando financieramente sea más conveniente. Entonces lo importante es comparar financieramente el costo del crédito, los costos de administración y seguros asociados, etc. Lo importante aquí es comparar las opciones de financiamiento a las cuales se puede acceder y que no requieran de créditos u otros asociados”.

El académico de Ingeniería Comercial en la Universidad San Sebastián resalta la importancia de cotizar y comparar como parte de un ejercicio necesario para tomar las mejores decisiones y cuidar las finanzas personales.