Ingeniería Comercial culminó “Emprendimiento Inclussivo”

02 de enero de 2018

Proyecto de Vinculación con el Medio de la carrera de la Facultad de Economía y Negocios en la sede Concepción benefició a emprendedores en situación de discapacidad que cuentan con aportes de Senadis.

 

Con una ceremonia, realizada en presencia de autoridades de la Universidad San Sebastián sede Concepción y de Sandra Narváez Palacios, directora del Servicio Nacional de la Discapacidad, Senadis Biobío, se dio por concluido el proyecto “Emprendimiento Inclussivo”, liderado por la carrera de Ingeniería Comercial, en la línea de Vinculación con el Medio. En la oportunidad se certificó a los usuarios del programa.

Emprendimiento Inclussivo” tuvo por objetivo contribuir a la inserción laboral de las personas en situación de discapacidad que cuentan con aportes de Senadis Biobío en el Área del Microemprendimiento, a través de la identificación de necesidades y promoción de capacidades técnicas relacionadas, con el apoyo de estudiantes de Ingeniería Comercial.

La propuesta surgió de un estudio realizado por Senadis hace tres años, que arrojó que solo el 30 por ciento de las personas mayores de 15 años en situación de discapacidad tiene trabajo remunerado. Bajo este escenario, la carrera desarrolló en los años 2016 y 2017 “Emprendimiento para todos”. Finalizada la intervención, los beneficiarios de ésta plantearon que uno de los puntos críticos del emprendimiento es el financiamiento y la postulación a fondos concursables. Por ello surgióEmprendimiento Inclussivo”, para dar continuidad a la primera acción, esta vez respaldando a los beneficiarios a generar proyectos emprendedores, incorporando herramientas técnicas de formulación de proyectos, con apoyo de estudiantes de 4to año de Ingeniería Comercial.

Durante la ceremonia, Sandra Narváez, directora de Senadis, agradeció la alianza con Ingeniería Comercial. “Ustedes han cumplido un gran anhelo, que es ayudar a muchas personas a superar etapas, logros que podemos ver plasmados por ejemplo en la nueva legislación. A simple vista, persona con discapacidad y emprendimiento no son conceptos sinónimos, sin embargo pueden serlo si muchas manos se unen para trabajar por este tema. Y así las personas en situación de discapacidad, con herramientas, se convierten en sus propios jefes”, afirmó, a la vez que valoró el aporte estudiantil. “Trabajar por otras personas da un sentido mucho mayor al trabajo y a la propia vida profesional”, enfatizó.

Luis Felipe Slier Muñoz, director de Ingeniería Comercial en la USS Concepción, puso énfasis en la experiencia académico-profesional de los futuros ingenieros. “Creemos que el día de mañana serán futuros compañeros de trabajo, futuros empleadores de personas en situación de discapacidad, cautelando las imposiciones de la ley 21.015 y comprendiendo que las personas tienen los mismos derechos y el mismo potencial”, aseveró.

Luego, Cecilia Jofré Muñoz, coordinadora académica de Vinculación con el Medio de la sede, explicó el impacto que tiene para la institución universitaria el desarrollo de proyectos de Vinculación con el Medio, que además de permitirle fortalecer su proyecto educativo: “se transforma en un espacio de experiencias no solo de aprendizaje para nuestros estudiantes sino también en un espacio de experiencia de vida transformadora e integral, donde el contenido curricular, el desarrollo de actitudes y fortalecimiento de valores cobran una nueva dimensión”, estableció.

Para la Universidad es una tarea esencial establecer vínculos significativos con el medio externo y acoger sus necesidades y problemáticas responsablemente, y con una mirada de calidad en cada acción que se desarrolle con quienes son parte de ese entorno en el cual sus proyectos se ejecutan”, manifestó. “Para lograrlo, las carreras diseñan cuidadosamente sus estrategias involucrando a estudiantes y docentes, logrando así una proyecto que se va consolidando y mejorando en conversación con sus beneficiarios”, agregó.

Para la académica, éste proyecto, particularmente, cobra mayor relevancia para la USS. “Debemos considerar que la inclusión social, laboral y educativa de personas con discapacidad se torna un tema país, donde se comienza a entender lenta y confusamente qué significa inclusión. Este es un tema de todos y todas; es un proceso donde se debe asegurar la igualdad de oportunidades para lograr su participación social, educativa y laboral, siendo el entorno el que deberá hacer los ajustes necesarios y entregar los apoyos para su desarrollo pleno”, puntualizó, recalcando que, si bien aún falta mucho por avanzar, son las propias personas en situación de discapacidad “las que mejor pueden contribuir con los demás para generar un cambio y crear un entorno más inclusivo”.

Tras la entrega de los correspondientes certificados, a cargo de Luis Felipe Slier y Alina Muñoz Rojas, académica de Ingeniería Comercial y líder del proyecto, el beneficiario Reveko de la Jara habló en nombre de los alumnos del programa. “A estas alturas, habría que decirle a la Organización Mundial de la Salud que el egoísmo es la principal enfermedad social que hay. Es una estupidez, además, porque sólo de manera colectiva el hombre ayuda al hombre a cumplir sus metas” dijo de la Jara, agradeciendo a estudiantes, profesores y sus compañeros, el esfuerzo desarrollado. “No fue fácil, pero nada es fácil en la vida. Les aseguro que mañana el prado está más lindo, y lo podremos disfrutar”, puntualizó de la Jara.

Los beneficiarios del programa fueron Juan Alvial Carrillo, José Arriagada Contreras, Mario Espinoza Pérez, Eva Hernández Muñoz, Dorila Jofré Varela, María Luisa Lorca, Nubia Medina Palma, Marjorie Miranda Medina, Elizabeth Mujica Zepeda, Eugenia Oliva Castro, Cristian Reveco Jara, Claudina Riffo Valenzuela, Paulina Roa Fierro, Margarita Roa Toro, Daniel Sánchez Cabrera, Karen Sáez Navarro, Miguel Ángel San Martín González e Irene Vera Núñez.

Chat
Te llamamos
Hemos recibido tu solicitud, pronto te llamaremos

Solicitar llamada