Ideas que buscan llevar sonrisas a los abuelitos de Valdivia

12 de octubre de 2017

Jóvenes de Ingeniería Comercial de la sede Valdivia de la Universidad San Sebastián efectuaron una investigación para el Hogar Padre Pío de la Fundación Las Rosas, que apunta a promover la colaboración por parte de empresas y establecimientos educacionales de la zona.

 

En Chile son muchas y de muy diverso origen las entidades que buscan entregar una mejor calidad de vida a los adultos mayores; un tema particularmente complicado en momentos en que el país envejece. De hecho, se estima que en Chile viven unos 2 millones de adultos mayores y el número de personas sobre los 60 años aumenta de manera exponencial.

Una de las instituciones más reconocidas en este ámbito en el país, es la Fundación las Rosas, que posee 30 hogares distribuidos entre las regiones de Coquimbo y Los Ríos. Precisamente en esta última, se ubica el Hogar Padre Pío de Valdivia, que atiende 96 residentes. La mayoría son gente de la tercera edad dependiente y cuenta con 38 auxiliares, siete técnicas en enfermería, una enfermera y un médico, entre otros profesionales de la salud. Y pese al enorme aporte que representa, las necesidades siempre son más que los recursos. Una de las razones e aquello es que muchas empresas y colegios realizan donaciones, pero esos aportes llegan a la casa central de la Fundación y se distribuye en todos los hogares del país.

Por eso, la carrera de Ingeniería Comercial de la sede Valdivia de la Universidad San Sebastián se encuentra trabajando junto a la Fundación y el Hogar Padre Pío para proponer estrategias que apunten al aumento de donaciones necesarias para atender a los abuelitos que cobija.

La actividad comenzó con un acercamiento a la Fundación para evaluar la posibilidad de hacer un trabajo en conjunto y ayudarlos en la periodicidad de las donaciones que reciben, lo que se desarrolló a través de un estudio de mercado elaborado por los estudiantes. En concreto, los jóvenes de cuarto año diseñaron un cuestionario que fue aplicado a empresas y a colegios subvencionados y municipales de la ciudad durante el primer semestre, en el marco de la asignatura de Marketing II: Investigación de Mercado. “En esta etapa se consultó sobre las causas que pudieran de alguna forma desmotivar el aporte permanente a la Fundación y uno de los inconvenientes fue el tema logístico”, aseveró Massiel Barrientos, docente de la asignatura.

El proyecto durante este semestre tendrá una segunda etapa, donde los estudiantes de tercer año, efectuarán un plan de marketing que consistirá en proponer acciones que pudieran aumentar la disposición de las empresas y colegios a donar de forma permanente al Hogar.

Al respecto, Daniela Guerrero, asistente operativa del Hogar Padre Pío, afirmó que llevan 6 años en Valdivia y que “para nosotros es un tremendo apoyo, que responde a una necesidad que tenemos a la hora queremos conseguir ayuda para el hogar. Mucha gente dona dinero a la Fundación, pero no directamente a nuestro Hogar. Queremos que la gente se sensibilice y nos ayude, necesitamos que nos colaboren de forma constante”, afirmó.