Decano de Derecho USS obtuvo Fondecyt por proyecto sobre delitos de Insolvencia

10 de octubre de 2019

Dr. Iván Navas encabeza iniciativa “Los nuevos delitos de Insolvencia: Problemas y Desafíos”, un estudio dogmático y de política criminal sobre la nueva regulación que entró en vigencia en 2014. 

Decano Derecho USS obtuvo un Fondecyt por proyecto sobre delitos de Insolvencia

¿Cómo se distingue el riesgo empresarial y jurídico? ¿Cuál es el bien jurídico protegido por estos delitos de insolvencia? ¿Existe o no una criminalización del fracaso empresarial?  ¿Cuándo se trata de un riesgo tolerado en un emprendimiento o de un riesgo sancionado por el derecho? Estas son algunas de las preguntas que se plantean en el proyecto de investigación que encabeza el decano de la Facultad de Derecho y Gobierno de la Universidad San Sebastián, Iván Navas, quien obtuvo un Fondecyt de Iniciación 2019.

Postuló en abril pasado y hace pocos días se conocieron los resultados. Su proyecto se titula “Los nuevos delitos de Insolvencia: Problemas y Desafíos” y dice que es un “estudio dogmático y de política criminal sobre la nueva regulación que entró en vigencia el año 2014, de los que antiguamente se denominaban delitos de quiebra tanto de personas naturales como jurídicas”.

Iván Navas explica que es un proyecto de 3 años de duración, (el máximo que concede para obtener este financiamiento) y aseguró que, como académico, esta noticia es motivo de orgullo y constituye un premio al trabajo realizado desde los años que era investigador y profesor en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, hasta ahora que desarrolla su labor en la USS. Además, es un reconocimiento para la Facultad de Derecho y Gobierno de la USS y a la labor que está haciendo en investigación desde hace 2 años, cuando se creó la Dirección de Investigación para elabora políticas de desarrollo en esta materia.

En esa misma línea, el decano indica que en las Ciencias Jurídicas siempre ha sido difícil obtener un Fondecyt, por lo que resulta más valioso el haberlo logrado para la Facultad de Derecho y Gobierno de la U. San Sebastián.

Etapas y paradigma internacional

Iván Navas explica que, en una primera etapa, la investigación se centrará “en la naturaleza de la legitimidad de los delitos de insolvencia (el objeto de protección penal) porque de alguna forma, se puede pensar que es una criminalización del fracaso empresarial.  Luego viene un análisis normativo sobre algunos problemas de autoría y participación y posteriormente una aplicación de la teoría de imputación objetiva en estos delitos.

Es decir, ¿cómo determinamos el riesgo empresarial y jurídico?  y ¿cuándo escapamos del riesgo tolerado del inicio de una empresa o el emprendimiento de un negocio y pasamos a un riesgo sancionado por el derecho? Navas agrega que en la última etapa “se trata de ver cuáles son las conductas concretas que son prohibidas por la ley (delitos de insolvencia) y el sentido que tienen porque, por ejemplo, se habla de realizar contratos o actos que disminuyan el patrimonio de una persona”.

En ese sentido, puntualiza que “en el sistema económico uno lleva a cabo acciones económicas permanentemente y hay que ver cuándo tienen relevancia jurídica y si estas conductas se pueden cometer, por ejemplo, por omisión, cuando dejo que las cosas vayan mal y me insolvento. Además, quiero abordar en forma interdisciplinaria y específicamente en términos económicos cómo esto puede tener repercusión, cuál ha sido el tratamiento de las empresas en los últimos años desde la dictación de la ley de 2014, conocer el número de empresas que se ha acogido a la Ley de Reemprendimiento y Reorganización”.

Durante el desarrollo del proyecto, el decano e investigador tiene comprometidas publicaciones en revistas de corriente principal e indexadas. Además, sostiene que cada año dictará un seminario y que uno de ellos tendrá carácter internacional. El proyecto también contempla una estancia por 20 días en la Facultad de Derecho de la Universidad de Humboldt en Berlín, Alemania.

Iván Navas señala que la idea es “comparar cómo en Alemania regulan estos temas y ponderan las expectativas de cobro del acreedor y la libertad de emprendimiento del deudor. También busca poder apreciar que criterios han trabajado para distinguir qué conductas son realmente relevantes y fraudulentas”.

ES EL FRUTO DE HACER LAS COSAS BIEN