Egresado USS presentó la Constitución en “modo literario”

10 de octubre de 2019

Constitución: Relatos Constitucionales, es el nombre del libro escrito por el Licenciado de Ciencias Jurídicas de la Universidad San Sebastián, Sergio Correa Rebolledo, y que fue publicado por Ediciones USS junto al Centro de Educación Ciudadana de la Facultad de Derecho y Gobierno.

 

El libro Constitución: Relatos Constitucionales del egresado de la carrera de Derecho de la Universidad San Sebastián, Sergio Correa, fue presentado recientemente en el campus Bellavista de la Casa de Estudios. La publicación destaca no solo por sus relatos, sino además porque sus ilustraciones que fueron creadas por alumnos de distintos establecimientos educacionales de la Región Metropolitana que participaron del concurso “Dibuja tu Derecho”.

María Victoria Durruty, directora de Ediciones USS afirmó que “es un honor presentar esta obra porque ayuda a los jóvenes a conocer nuestra Constitución y se vincula muy bien con nuestra visión como Universidad de ser realmente un aporte para la sociedad”.

Por su parte, Luis Bates, director del Centro de Educación Ciudadana, CEC-USS aseguró que “los conflictos son naturales a todos los seres humanos y el tema es cómo los resolvemos; eso precisamente es uno de los grandes aciertos del autor de este libro. Una segunda función que cumple esta obra es acercar el derecho y la justicia al mundo escolar”.

Bates resaltó que cada uno de los relatos viene acompañado “de un texto de la Constitución y de una reflexión de lo que yo llamo “Amigos de Espíritu, que son los grandes pensadores de la humanidad. Además, incorpora una síntesis respecto a lo que han dicho los Tribunales de Justicia sobre las garantías constitucionales”.

Los escritores

Sergio Correa cuenta que el libro fue fruto de un par de años de trabajo gracias al impulso que recibió en el CEC-USS y en el contexto de la implementación de la ley 20.911 que crea el Plan de Formación Ciudadana en los colegios.

En ese sentido, el autor dijo que el objetivo es que el libro “llegue a todos los colegios y sea una herramienta de trabajo para que los alumnos puedan relacionarse con la educación ciudadana, el derecho y la Constitución”.

Además, espera que sea “un aporte a la función social que tiene la carrera de Derecho y planteó que “lo importante es que los jóvenes sepan que los derechos son suyos y deben ejercerlos”.

Correa actualmente está realizando su práctica profesional en el Ministerio de Bienes Nacionales y le interesan temas relacionados con los Conservadores de Bienes Raíces y los estudios de títulos de propiedades. Lo de la escritura, lo atribuye a una faceta oculta que no había desarrollado y que surgió en forma natural con este libro.

Un caso similar es el de Félix Urcullú, estudiante de cuarto año de Derecho de la sede Valdivia quien tenía más experiencia narrativa y se animó a escribir un cuento de introducción al libro el que se titula Las Obligaciones Fundamentales.

“Escribí el texto en el verano poco después de completar mi capacitación como monitor del Centro de Educación Ciudadana. Antes de escribir hice un estudio breve de los numerales del artículo 19 de la Constitución y lo mezclé con una experiencia personal”, dice el estudiante.

“Se trata de un estudiante que va a retirar dinero que le envió su madre como regalo de Navidad y se encuentra en la oficina de correos con un anciano. Entablan una conversación y él le empieza a hablar de cuáles son las obligaciones fundamentales de las personas. El estudiante se sorprende y revisa una copia de la Constitución que tenía en su mochila y solo ve los derechos fundamentales.

El anciano le replica “esta relación entre derechos y deberes es la forma de ser o convertirse en un verdadero ciudadano”, sintetiza el alumno de Derecho, quien acaba de terminar 13 relatos breves y algunos poemas y ahora planea publicar una novela.

Sobre su futuro profesional, Urcullú afirma que quiere dedicarse “al derecho ambiental y defender a la comunidad, porque en Valdivia me preocupa lo que sucede con los humedales y las construcciones que se están realizando y también por otras iniciativas que podrían afectar la costanera y el centro de la ciudad”.

ES EL FRUTO DE HACER LAS COSAS BIEN