Realidad virtual: tecnología al servicio de los adultos mayores

23 de junio de 2017

Innovadora iniciativa de la Universidad San Sebastián busca mejorar la calidad de vida y reactivar funciones cognitivas que con la edad suelen verse disminuidas. Terapias complementarias con lentes de realidad virtual ayudan a trabajar el equilibrio y la coordinación en personas de la tercera edad. 

realidad virtual y adultos mayores

Cifras de la Organización Mundial de la Salud afirman que en 2020, por primera vez en la historia, los mayores de 60 años superarán en número a los menores de cinco años. Sin embargo, pese a que se vive más tiempo, ello no es sinónimo de tener una mejor calidad de vida. Es más, la OMS establece que casi una cuarta parte (23%) de la carga mundial general de mortalidad se registra en los mayores de 60 años.

Lo anterior puede atribuirse a enfermedades crónicas, osteomusculares, trastornos mentales y también neurológicas. Precisamente, con el fin de complementar terapias de rehabilitación en pacientes neurológicos, la carrera de Kinesiología de la Universidad San Sebastián está utilizando lentes de realidad virtual en los adultos mayores del ELEAM de la localidad de Alerce.

“Nuestro objetivo es hacer uso de la tecnología que tenemos disponible al servicio de la salud de las personas. Mediante estos lentes de realidad virtual podemos trabajar, por ejemplo, el equilibrio, reforzar la marcha y la coordinación con el fin de estimular la activación neuromuscular en nuestros pacientes adultos mayores”, comentó Juan Cristóbal Guerrero, director de la carrera de Kinesiología de la USS en Puerto Montt.

Cabe destacar que los equipos cuentan con un sencillo sistema para regular la visión de las imágenes, lo que permite a pacientes con vicios de refracción visual poder utilizar estos lentes sin ningún problema.

Actualmente existe mucha evidencia sobre la efectividad del ejercicio físico y la estimulación cognitiva en los adultos mayores, para evitar la aparición de varios tipos de síndromes geriátricos, sobretodo la dismovilidad, fragilidad, deterioro cognitivo y demencias.

En la iniciativa colaboran profesionales y estudiantes de la carrera de Kinesiología de la Sede De la Patagonia.