¿Cómo hacer para que la actividad física sea algo habitual en el trabajo?

26 de abril de 2018

Si la actividad física y el ejercicio resultan tan beneficiosos, ¿por qué no lo practicamos?  Esta es una pregunta que como sociedad no hemos podido responder en forma concluyente.   

pausa-activa

Según la última Encuesta Nacional de Hábitos de Actividad Física y Deporte, el 50,7% de las personas no practica actividad física y/o deporte “porque no tiene tiempo”. Una de las razones de más peso para no hacer ninguna actividad física es porque “se integró a un trabajo”.

gabriel-araya-001Desde esa perspectiva, Gabriel Araya, kinesiólogo, ergónomo y académico de la Universidad San Sebastián, señala que se trata de “una barrera importante para que la población chilena realice actividad física y deje de tener hábitos sedentarios, después de los 18 años”.

Además precisa que muchos países europeos “ya visualizaron este concepto y saben que el estar más saludable, genera menos ausentismo laboral y mayor eficiencia en los lugares de trabajo”.

Por eso es que el académico de la USS junto a un grupo de profesionales formó la Asociación Chilena de Actividad Física y Salud Laboral, ASOCAFISAL, cuyo objetivo es promover el ejercicio físico en los puestos de trabajo.

“Estamos apostando a levantar una necesidad, enfocada a una posible política pública, que proteja horarios determinados para hacer actividad física y ejercicio. Se sabe que preparar un cuerpo a una actividad determinada, de manera sistemática y enseñarles a las personas a moverme bien implica también una mejora en la producción neta de la empresa”, afirma el kinesiólogo.

Sin embargo, agrega que en Chile aún falta faltan estudios sobre este tema y enfatiza que si este modelo existiese en nuestro país, “un empresario a ciegas compraría el servicio”. No obstante, el docente reconoce que falta sistematizar estos trabajos para demostrar que sí funcionan.

En todo caso, el académico entrega algunos datos alentadores y señala que en 11 meses de labor desde 2017, “hemos aumentado las horas productivas, disminuyendo a cero las licencias por enfermedades profesionales, en comparación al año 2016”.

Por eso reafirma su convicción de que “esta propuesta no solamente mejorará la calidad de vida de las personas, sino que también ayudará al desarrollo económico del país.

ES EL FRUTO DE HACER LAS COSAS BIEN.