Intervención Kinésica con adultos mayores: El ejercicio como terapia física y social

08 de octubre de 2018

El proyecto impulsado por la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio y Comunicaciones en conjunto con la carrera de Kinesiología de la U. San Sebastián se extenderá hasta diciembre próximo en la Municipalidad de Providencia. Las personas mayores participan en módulos de ejercicios y rutinas de actividad física durante 1 hora y media por sesión cada semana.

 

La cita para los adultos mayores de la comuna de Providencia es todos los jueves de 15:00 a 18:00 horas en Casa Mayor de Eliodoro Yáñez.  Se trata de la Intervención Kinésica que realizan docentes y alumnos de la carrera de Kinesiología de la Universidad San Sebastián para fomentar la actividad física y la vida sana de los vecinos, a través de una serie de ejercicios que realizan dos grupos durante una hora y media cada uno.

Bernardita Esteva, kinesióloga y docente clínica de la Universidad San Sebastián y del Consejo Nacional de Protección a la Ancianidad, Conapran, es quien encabeza este proyecto de Vinculación con el Medio y señala que “es importante que los alumnos tengan la posibilidad de participar en este tipo de intervenciones para aprender a liderar grupos de adultos mayores y también a modificar ejercicios en un contexto grupal, donde cada persona tiene distintas necesidades” que deben ser atendidas por los monitores.

Asimismo, indica que es de suma relevancia desde el punto de vista sanitario “que los adultos mayores sigan haciendo ejercicio para evitar síndromes geriátricos como la sarcopenia (pérdida degenerativa de masa muscular y fuerza al envejecer) y las caídas que predisponen a la dependencia”.

Además destaca que el ejercicio reduce el riesgo cardiovascular que es de muy alta prevalencia en la población y por lo tanto, disminuye la posibilidad de sufrir infartos y accidentes cerebrovasculares.

Por su parte, Kimberly Sandoval, alumna interna de quinto año de Kinesiología, dice que es importante poder contribuir a la integración de los adultos mayores a la comunidad, porque muchas veces están lejos del deporte y necesitan mantener una vida activa y saludable.

La misma idea expresa su compañero de carrera, Enzo Villarroel, quien afirma que “todos vamos a envejecer y por eso es bueno aportar para que este proceso sea activo y entretenido” y que los adultos mayores tengan una experiencia grata y lograr sacarlos de sus hogares para compartir con otras personas.

A nombre de los adultos mayores inscritos en el programa, Mirta Domínguez agradece la posibilidad de participar en estos talleres que brinda la Universidad San Sebastián a través de su escuela de Kinesiología. La vecina de Providencia señala que es una maravilla que los docentes y estudiantes “vengan a colaborar con nosotros, ya que en mi caso la única forma de moverme y hacer ejercicio es con lo que hacen los monitores, porque tengo problemas en la rodilla. Además es fabuloso lo que enseñan los profesores y el ímpetu de los jóvenes para ayudar y aprender ellos también”.

ES EL FRUTO DE HACER LAS COSAS BIEN.