La fatiga vocal es uno de los cuadros más frecuentes en los trabajadores radiales

19 de noviembre de 2019

Fatiga vocal, entre otras molestias propias de locutores y trabajadores radiales, han sido pesquisadas por este proyecto que encabeza la carrera de Fonoaudiología de la USS.

 

La voz es un recurso fundamental en la comunicación humana, sobre todo en medios de comunicación social como la radio. Por este motivo, la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad San Sebastián firmó un convenio de colaboración con la Asociación de Radiodifusores de Chile (ARCHI), cuyo objetivo es evaluar la capacidad vocal y orientar ejercicios para el cuidado de la voz de sus asociados.

Este proyecto de Vinculación con el Medio, llevado a cabo en todas las sedes de la Universidad, ofrece cobertura a todos los trabajadores radiales asociados a ARCHI que lo soliciten. “Se trata de una iniciativa emblemática, ya que no tiene precedente en Chile. Esta es la primera vez que la Asociación recibe este tipo de intervención fonoaudiológica”, comenta Grace Burnier, directora de la carrera en la sede Santiago.

Se les hace una evaluación lo más completa posible, agrega Juan González, docente encargado de este proyecto en la sede Santiago. “Partimos con una entrevista en la que les preguntamos si tienen alguna molestia a nivel de la voz, y luego les realizamos una electroglotografía, con la que se mide el contacto relativo de la cuerda vocal ”, explica.

“Después de esta primera etapa, realizamos un análisis acústico y perceptual, con el que caracterizamos la voz de los evaluados”, detalla González. Luego, en caso de encontrar algún problema, los fonoaudiólogos de la USS levantan un informe y los derivan a un otorrinolaringólogo para que entregue el diagnóstico y les indique tratamiento.

Detección de la fatiga vocal

“Una voz es mala cuando es disfónica, es decir, cuando está afectada en alguno de sus parámetros, ya sea en el timbre, en la frecuencia o en la intensidad. También hay voces que tienen soplos”, explica el académico de Fonoaudiología USS, quien agrega que, afortunadamente, no se han topado con estos casos entre los profesionales que han acudido al examen.

“La fatiga vocal es uno de los cuadros que hemos detectado con más frecuencia en los evaluados. Esto es un indicio de que, eventualmente, la persona presente un problema mayor a futuro, por eso es clave tomar medidas para prevenirlas”, comenta Juan González.

Por este motivo, parte de este convenio, además de la evaluación propiamente tal, es la realización de talleres informativos para el autocuidado de la voz. En esta instancia, los trabajadores radiales aprenderán ejercicios de enfriamiento y calentamiento vocal para evitar la fatiga y complicaciones más severas.

“Cuando se sobreexige a la voz, se pueden producir daños graves a la estructura de la cuerda vocal, que es un tejido muy delicado, lo que puede generar nódulos o pólipos. Todos tenemos un límite, y también todos somos distintos. Hay cuerdas vocales que son más sensibles al daño en comparación a otras que son más resistentes”,  advierte el académico.

Ariel Droguett, sonidista por 12 años en Radio Agricultura, fue uno de los profesionales evaluados en la primera etapa. Además de desempeñarse como sonidista, tiene una banda de rock donde toca la guitarra y canta. Él fue uno de los que asistió a evaluación en la sede Santiago, de la cual salió muy contento y agradecido, sobre todo por el trato cordial de los fonoaudiólogos que lo atendieron.

La voz es parte fundamental de mi trabajo. A diario grabo, edito y escucho muchas voces, y también ocupo la mía para la comunicación en el máster, cuándo estamos al aire. Por este motivo me interesó venir a la Universidad para que me revisaran”, explica.

Próximamente, a través de la ARCHI, se abrirán nuevas convocatorias para más evaluaciones a nivel nacional. “La idea es llegar a la mayor cantidad de trabajadores radiales posibles, ya que en Chile no existen iniciativas como esta, en las que se vela por el cuidado vocal de profesionales de medios de comunicación, donde el recurso central es la voz”, finaliza Juan González.

ES EL FRUTO DE HACER LAS COSAS BIEN