El hito del fútbol femenino y las deudas con el deporte

12 de junio de 2019

En el caso del fútbol femenino el hecho de ir subiendo peldaños y participar en la Copa del Mundo, no solo supone un reconocimiento, sino también impone desafíos que son propios y comunes a todas las disciplinas deportivas: la profesionalización.

El hito del fútbol femenino y las deudas con el deporte

La mujer se ha ido insertando a todo nivel en distintas actividades y ese proceso no ha sido ajeno al fútbol. Sin embargo, en comparación con otros países estamos muy poco desarrollados, pensando que en Europa y en Estados Unidos ya vienen de vuelta en cuanto a la evolución de sus competencias, mientras que en Sudamérica todavía es muy incipiente, salvo el caso de Brasil o Argentina”.

biehl_georgeAsí lo expone George Biehl, ex atleta, ex futbolista y profesor de la carrera de Pedagogía en Educación Física de la Universidad San Sebastián, quien considera que no solo en el caso de las mujeres se está al debe en cuanto al desarrollo de las distintas disciplinas deportivas.

“Así como aún estamos a años luz en el fútbol, también sucede en otras actividades deportivas que les falta mucho para caminar y avanzar hacia la profesionalización, ya sea en cuanto a los recursos, a las oportunidades que tienen los deportistas para desarrollarse y las posibilidades que tienen de parte de las universidades para generar carreras deportivas que sean profesionales y al mismo tiempo seguir promoviendo sistemas especiales que permitan compatibilizar los estudios con el deporte”.

En ese sentido, Biehl recalca que nuestro país necesita políticas de Estado que incentiven, por un lado, la actividad física como un hábito de vida saludable, y, por el otro, la generación de procesos de formación deportiva hacia el alto rendimiento que le permitan a nuestros deportistas competir de manera más estable en el tiempo en el ámbito internacional”.

Además señala que “Ministerios como el de Educación, Salud y del Deporte deben tener políticas conjuntas y que se trabaje en base a objetivos comunes, que es lo que se ve en otros países que marca el rumbo o un norte en el deporte mundial.  Y eso es lo que no tenemos desde el punto de vista de la planificación y de la implementación deportiva”.

A su juicio, “nuestro deporte en general es cíclico y pasa por procesos de desarrollo muy personalizados y que a veces logran alcanzar el alto rendimiento internacional”.

Pensando en el desarrollo deportivo integral, Biehl plantea que se debe fomentar los cuerpos multidisciplinarios y la inversión en las distintas disciplinas. Además del aporte de las universidades para la capacitación y entrega de conocimientos a los profesionales que se desempeñarán en el alto rendimiento.