¿Por qué estudiar Educación Parvularia en la USS?

En Chile, existen 33 mil cupos para kínder que no están siendo utilizados. Este hecho preocupó a las autoridades y motivó a proponer una reforma constitucional que establece el kínder obligatorio y que asegura el acceso universal y gratuito a la educación para todos los niños y niñas de 5 a 6 años. Además propone la expansión de la subvención escolar a los tres años de edad, poniendo el foco de la atención en un momento clave para la educación infantil.

Lo anterior, valida la importancia de la educación temprana. Niños estimulados y bien cuidados logran ventajas sustantivas, emocionales e intelectuales, las que influyen directamente en su futuro, lo que justifica la importancia de contar con educadores de párvulos de alta calidad. Consciente de esta responsabilidad, la Universidad San Sebastián lleva más de 20 años liderando la formación de profesionales de la primera infancia.

Como egresado de Educación Parvularia de nuestra Universidad, adquirirás habilidades adecuadas para el diseño, gestión y evaluación de proyectos educativos que contribuyen al desarrollo integral de los niños y niñas, ayudando a mejorar su calidad de vida, la de sus familias y su comunidad.

Otras cosas que debes saber sobre nosotros:

  • Gracias a que el modelo formativo de la Universidad fomenta la vinculación temprana al quehacer profesional, tendrás durante la carrera, prácticas progresivas a partir de segundo año, que te ayudarán a conocer e interiorizarte sobre la realidad de los diferentes centros educacionales.
  • Recibirás una formación que permitirá desempeñarte en la diversidad de contextos que como profesional puedes abarcar, tanto tradicionales como no convencionales.
  • Tendrás a tu disposición instalaciones propias para el desarrollo de las habilidades didácticas.
  • Contarás con docentes altamente calificados.

Educación Parvularia

Educación Parvularia

Perfil del Egresado

La educadora de párvulos egresada de la USS se desempeña profesionalmente en instituciones públicas, privadas, municipalizadas u otras que involucren el grupo etario de 0 a 6 años de edad, o se desarrolla en el ejercicio libre de la profesión.

Lidera el diseño de proyectos curriculares, con sólidos conocimientos disciplinares y didácticos, favoreciendo los propósitos educativos definidos para niños y niñas de 0 hasta 6 años de edad, entregándoles oportunidades de aprendizaje de manera oportuna e integral.

Implementa y evalúa experiencias pedagógicas lúdicas, desafiantes, potenciadoras, significativas con sentido, en consideración de un ambiente propicio para el aprendizaje (seguro, acogedor e inclusivo) para  todos los niños y niñas en contextos diversos e integradores.

Desempeña su quehacer con enfoque biopsicosocial e interdisciplinar, considerando los aportes de las neurociencias y la continuidad del proceso educativo, a fin de promover un enfoque de derecho, centrado en la igualdad de oportunidades desde los primeros años, fijando las bases de aprendizajes posteriores.

Es una profesional comprometida con su quehacer, con la convicción de que todos pueden aprender con una actitud y comportamiento acorde a los referentes éticos de la profesión, consciente de su rol como agente de cambio y portavoz de la importancia de la primera infancia como pilar fundamental del sistema educacional de un país.

Gestiona procesos de innovación pedagógica curricular con redes de apoyo interdisciplinarias para la construcción de proyectos socioeducativos, considerando tanto los desafíos del nivel, como las necesidades del contexto en el que desarrolla su quehacer.

Analiza y construye saber pedagógico desde la investigación acción, como un ejercicio sistemático, perfectible, con intencionalidad y definido desde una mirada esperanzadora, crítica y propositiva, asumiendo, a su vez, la necesidad de permanente actualización.

Se relaciona con los distintos miembros de la comunidad educativa conformando equipos de trabajo, con profesionales de su área y de otras, haciéndolos partícipes del proyecto educativo.