¿Cuál es el rol de los comités de ética científicos en Chile?

15 de septiembre de 2017

Desde el año 2006, Chile cuenta con la ley que regula cómo se realiza investigación en el país, la que obliga a la acreditación de los Comités de Ética, no sólo para la Biomedicina sino también en las Ciencias Sociales.

 

Antes de la promulgación de la Ley 20.120 en 2006, en Chile al igual que en otros países de Latinoamérica, no existían comités de ética en todas las regiones del país y los estudios eran revisados por las autoridades sanitarias, comités de expertos universitarios o de otros países como Estados Unidos, Canadá y Europa. Pero hace cuatro años esa exigencia cambió, cuando se puso en marcha el reglamento sanitario.

Francisco León, doctor en Filosofía y Letras de la Universidad de Valladolid y Magister en Bioética de la U. Santiago de Compostela (España), quien expuso en la Universidad San Sebastián sobre el rol de los comités de ética científicos en Chile, explicó que “actualmente hay 35 comités Éticos Científicos y una veintena que están funcionando sin estar acreditados, pero algunos de ellos ya están en este proceso de certificación en distintas universidades e instituciones del país”.

El experto destacó que ahora por ley es una obligación revisar todas las investigaciones y hacer seguimientos, por lo que se ha profesionalizado la labor de los comités de ética y hay normas más claras para los investigadores.

No obstante, León, quien también preside la Federación Latinoamericana de Bioética y encabezó la Comisión Ministerial de Ética en Investigación de Chile, señaló que donde hay tarea pendiente es en el manejo de las bases o banco de datos, donde se requiere una reglamentación más apropiada para esta materia.

“No solamente es la regulación del uso de material humano, sino también la información disponible, que es identificable”. De hecho explicó que en otras áreas existen “los Big Data que manejan información de las personas en distintos ámbitos e incluso nuestros celulares que saben más de nosotros que nosotros mismos”.

Por eso el experto argumentó que “tenemos el problema de las bases de datos y si bien las investigaciones científicas se pueden hacer, esto tiene que ser a través de un consentimiento informado del paciente”.

Investigación en seres humanos

León recalcó que la legislación chilena establece claramente que “toda investigación científica y biomédica en seres humanos que implica algún tipo de intervención física o psíquica, deberá justificarse plenamente en su objetivo y metodología”.

Por un lado, en el caso de los cultivos de tejidos u órganos, sólo se procederá con fines diagnósticos, terapéuticos o de investigación científica por parte de laboratorios clínicos o de salud autorizados. Además, quienes conserven muestras o elementos biológicos, tendrán que adoptar las medidas necesarias para su seguridad y confidencialidad, y esto debe ser suficiente para resguardar su correcto uso.

En ese sentido, León indicó que “los bancos de muestras o de material biológico tienen que estar bien definidos y reglamentados y estar en centros de investigación y universidades”.