Llega el otoño: ¿son importantes los multivitamínicos en la dieta?

20 de marzo de 2017

 Según la químico farmacéutica de Clarissa Gondim, tienen propiedades benéficas tanto para niños como adultos que buscan por sobre todo, reforzar y estimular el sistema inmunológico, pero éstos deben ser prescritos por un médico.medicina

El comienzo del año escolar o la vuelta al trabajo después de las vacaciones supone no solamente recargar las energías para enfrentar el ritmo de las nuevas exigencias y responsabilidades que nos rodean, sino que preparar a nuestro organismo para que se adapte al cambio de estaciones y junto con ello, protegerse frente a la aparición de las enfermedades propias del otoño e invierno.

En esta búsqueda, no son pocos los que recurren a los multivitamínicos, pensando que son la manera más adecuada para reforzar nuestro cuerpo. Pero ¿son importantes en nuestra dieta? La académica de Química y Farmacia de la Universidad San Sebastián, Clarissa Gondim, señala que los multivitamínicos tienen “propiedades benéficas tanto para niños como adultos que buscan por sobre todo reforzar y estimular el sistema inmunológico, principalmente cuando llega el invierno, que es cuando existe una mayor cantidad de virus y bacterias que pueden provocar infecciones”.

Sin embargo, la experta advierte que éstos “deben ser prescritos por un médico que siempre orientará a la mejor composición y la dosis adecuada para cada persona”.

Un multivitamínico es un complemento de diversas vitaminas y minerales que cumplen funciones únicas en nuestro cuerpo. “Al momento de tomarlo debemos saber que cada organismo es diferente y todos reaccionamos de diversas maneras y no debemos olvidar que funciona como complemento a una alimentación saludable y no reemplaza los alimentos”, afirma la académica.

Los beneficios de las vitaminas

En el caso de los niños, Gondim señala que “los multivitamínicos aumentan la ingesta de nutrientes y minerales que no se pueden obtener a través de la alimentación diaria, y algunos podrían contribuir a la disminución de la duración y síntomas del resfrío común. Minerales como calcio, fierro y zinc, y vitamina A, C, D, E, niacina, ácido fólico, entre otros, son componentes esenciales para el desarrollo óptimo del menor”.

Asimismo, la experta de la USS destaca que “el calcio es un mineral esencial para los huesos e interviene en la integridad de los músculos y nervios, y contracción cardíaca. En tanto, el hierro es un mineral muy importante el cual debe ser repuesto y su carencia lleva a la anemia. Por su parte, el sodio y el potasio son minerales esenciales para el equilibrio hidroelectrolítico del cuerpo humano”.

En cuanto a las vitaminas, la químico farmacéutica de la USS asegura que “es muy importante resaltar que la deficiencia de las mismas puede causar serios problemas de salud. El hecho de no consumir una dieta rica en frutas, verduras, legumbres, por ejemplo, puede incrementar el riesgo de problemas de salud, como las cardiopatías”.

Gondim puntualiza que “la vitamina C o ácido ascórbico por ejemplo, es antioxidante y ayuda en la absorción del hierro y a favorecer la cicatrización. La vitamina D, conocida también como la “vitamina del sol”, puede ser obtenida por la exposición solar de 10 a 15 minutos. Esta vitamina ayuda además en la absorción del calcio necesario para el desarrollo normal del ser humano”.