Profesional USS busca darle un golpe de KO al Parkinson

22 de agosto de 2019

Pablo Roa, Kinesiólogo U. San Sebastián busca rehabilitar a personas que sufren la enfermedad de Parkinson a través del Neuroboxing, disciplina basada en el boxeo y que utiliza implementos tales como guantes, vendas, cuerda, saco, etc.

 

Tras estar ligado al mundo del boxeo desde el 2006, Pablo Roa, titulado de la carrera de Kinesiología de la Universidad San Sebastián siempre supo que enfrentaría la escasez de oportunidades laborales creando su propio trabajo y, a la vez, haciendo un aporte a la recuperación de personas afectadas por alguna enfermedad.

Soy kinesiólogo de profesión, decidí estudiar esta carrera porque me gusta mucho el movimiento y el deporte, siempre tuve la idea de que en algún momento podía mezclar el boxeo y la kinesiología. La idea de rehabilitar gente que sufre la enfermedad de Parkinson a través del boxeo, nació buscando información al respecto a terapias alternativas para gente que sufre esta patología, donde me percaté de la existencia de este tipo de programas con muy buenos resultados en Estados Unidos, por lo que comencé a indagar en el tema. Al notar el posible beneficio que esto podría tener en los pacientes, me reuní con Miguel Pino, presidente de la Fundación Unión Parkinson Bio Bío y Juntos evaluamos la posibilidad de probar esta metodología en los pacientes con los cuales él tenía contacto a través de su Fundación”, señaló Pablo Roa.

“En abril de 2017 decidimos poner a prueba este entrenamiento, por lo que tuvimos que crear nuestra propia metodología adaptándola al escenario de nuestro país y a la realidad de nuestros pacientes, por lo dimos inicio al programa piloto: “Estrategia de rehabilitación física basada en el entrenamiento de boxeo sin contacto para pacientes de la Enfermedad de Parkinson”. Fue así como el mismo año se puso fin al programa piloto luego de 36 sesiones de entrenamiento, y frente a los positivos resultados obtenidos en el estudio se dio inicio a Neuroboxing Parkinson como programa de rehabilitación regular”, relató el kinesiólogo USS.

Un sebastiano en el Congreso Mundial de Parkinson

Tras ver nacer este innovador programa de rehabilitación, Pablo nunca se imaginó el alcance que tendría, el cual lo llevó a uno de los encuentros más grandes sobre esta materia. “En octubre del año 2018 se abrieron las postulaciones para asistir al Congreso realizando alguna de las actividades antes mencionadas. Reunimos la información necesaria de trabajo y preparamos un abstract del estudio piloto realizado el año 2017, el que fue enviado como postulación de trabajos a la 5a versión del Congreso Mundial de Enfermedad de Parkinson, a realizarse en junio de 2019 en la ciudad de Kyoto, Japón (WPC2019). Contra todo pronóstico desfavorable, considerando la gran cantidad de postulantes, recibimos la buena noticia de que nuestro trabajo fue aceptado para presentación de póster durante los días del Congreso, con participación en la ronda de presentaciones ante la comisión organizadora”, indicó Pablo.

Fue así como este equipo de chilenos liderado por Pablo Roa tuvo una increíble recepción por parte de los asistentes al encuentro, sorprendiéndolos por los resultados de esta metodología. “Muchas personas se interesaron en mantener el contacto, sobre todo la organización Rock Steady Boxing de Japón con la cual compartimos fotos y videos, incluso estamos traduciendo textos para que ellos sepan más de nuestras actividades”, comentó el profesional USS.

“Nuestros planes hoy en día están dirigidos a seguir capacitando nuevos instructores para poder llevar este método de entrenamiento a cada rincón de nuestro país. Por otro lado, seguiremos trabajando para implementar NBP en los distintos centros de salud del país, tras lo cual pretendemos seguir creciendo y ojalá llegar a tener nuestro gimnasio propio, exclusivamente para pacientes de Parkinson, en donde podamos ejecutar nuestras clases y llevar a cabo todas nuestras actividades”, anticipó el kinesiólogo.

ES EL FRUTO DE HACER LAS COSAS BIEN