Papa Francisco invitó a ser “artesanos de unidad”

18 de enero de 2018

Dentro de las dos mil personas de la Diócesis de Valdivia que asistieron al encuentro con el Papa Francisco en Temuco se sumó un grupo de estudiantes y funcionarios de la U. San Sebastián para escuchar su mensaje de paz y amor.

 

Durante la homilía, en la que el Santo Padre comenzó saludando en mapudungun, el sucesor de Pedro instó a los presentes a dejar las diferencias y divisiones para ser “artesanos de unidad”, enfatizando que “la violencia termina volviendo mentirosa la causa más justa”.

Igualmente, el Papa Francisco parafraseando a Gabriela Mistral dijo que la belleza de la zona nos acerca a Dios y en palabras de Violeta Parra que la “Araucanía canta una pena que no la puedo callar, son injusticias de siglos que todos ven aplicar”, haciendo además alusión y pidiendo un minuto de silencio por las violaciones de Derechos Humanos cometidos en Maquehue, donde se emplaza la Base Aérea que dio lugar a la realización de la misa.

La unidad no nace ni nacerá de neutralizar las diferencias. La unidad no es un simulacro ni de integración forzada ni de marginación armonizadora; la unidad es una diversidad reconciliada, porque no tolera que en su nombre se legitimen las injusticias personales o comunitarias”, expresó el Santo Padre.

La unidad que nuestros pueblos necesitan reclama que nos escuchemos, pero –principalmente- que nos reconozcamos”, explicó el Pontífice, subrayando que se requiere que seamos solidarios, dado que “nos necesitamos desde nuestras diferencias”, acotó.

Roberto Pinochet, coordinador Organizaciones Estudiantiles DAE USS Valdivia, comentó que, “estamos contentos por participar de una actividad importante a nivel nacional con muchos jóvenes de distintas diócesis y pastorales, junto a otras universidades. La jornada fue extensa y entretenida, vivimos un proceso de vigilia que nos permitió compartir con otras personas. La espera fue larga, pero con la llegada del Papa todo pasó a un segundo plano”.

En tanto, para Luis Felipe Paredes, presidente del Centro de Estudiantes de Kinesiología USS Valdivia, “el ofrecimiento de participar de la vigilia a la espera del Papa Francisco deja un precedente, siendo católico y ser partícipe de esta misa, y al escuchar el mensaje de vida y motivación especialmente para la Araucanía”.

Agregó que: “Destacar además la empatía y cercanía del Papa con nuestro pueblo originario mapuche, utilizando su lengua en varias partes de su mensaje, definitivamente, me vuelvo a Valdivia cargado de energía y con el corazón colmado de bendiciones”.