Los desafíos en investigación para los próximos cuatro años  

06 de octubre de 2017

Universidad San Sebastián presentó su Memoria de Investigación 2016, que recopila la intensa actividad que ha realizado el plantel en el último tiempo, a través del fomento de trabajos en áreas científicas de vanguardia, la elaboración de publicaciones indexadas y la formación de capital humano de excelencia.

 

La Universidad San Sebastián se encuentra en un proceso de  crecimiento y fortalecimiento de su área de Investigación. En ese contexto, ha materializado algunas iniciativas como el impulso a la creación de los Doctorados de Historia y Biología Celular y Biomedicina; la puesta en marcha del Centro de Investigación en Biología Celular y Biomedicina, con un laboratorio moderno, de 1000 metros cuadrados; y el significativo aumento de las publicaciones indexadas en medios científicos.

Algunos de esos hitos alcanzados por la Universidad fueron recogidos en la Memoria de Investigación 2016 que fue presentada recientemente. Ello, junto a la creación de la Vicerrectoría de Investigación, que a partir del mes de noviembre será encabezada por el actual vicerrector Académico, Dr. Óscar Cristi.

Justamente el Dr. Cristi explicó que “esta memoria es una extraordinaria confirmación de la decisión que tomó la Universidad de desarrollar las condiciones adecuadas para el trabajo investigativo, lo que se ha materializado desde el año 2014 con la incorporación, al día de hoy, de más de treinta profesores dedicados a esta labor”.

Asimismo, destacó que se han incrementado los proyectos con fondos externos al igual que las publicaciones indexadas al punto de que por primera vez este año, la Universidad San Sebastián apareció en el ranking SCImago de investigación, por sobre otras universidades que sí están acreditadas en el área.

El directivo enfatizó que “aspiramos con este esfuerzo a llevar la investigación al nivel que hemos alcanzado en el pregrado y nos proyectamos al año 2021, en el grupo de universidades que han logrado acreditarse en materia de investigación. Ya se está trabajando en la acreditación de estos dos primeros doctorados y en la creación de otros tres en un plazo de dos años, porque el compromiso es alcanzar un saber que tiene como destino impactar a las personas”.

Investigación aplicada

Durante la presentación de la publicación, intervino el Dr. Pablo Valenzuela, Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas de Chile 2002, y miembro de la Junta Directiva de la institución, quien resaltó el impulso serio por darle a la USS un viraje hacia la investigación. En ese sentido, precisó que “el Centro de Biología Molecular y Biomedicina es una de las áreas que puede darle líderes a Chile, al igual que el Instituto de Historia, pero son las primeras y no las únicas, porque en el futuro pueden surgir dos áreas más, donde también  existan académicos y docentes  dedicados a la investigación de punta”.

En tanto, Fabián Celis, director de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTLUSS) de la USS, adelantó la puesta en marcha de la nueva plataforma informática que considera la medición de los diferentes hitos relacionados con los proyectos para poder hacerles seguimiento por parte de los investigadores y autoridades. Celis indicó que el objetivo es contar con datos sobre la cantidad y calidad de las publicaciones y los doctorados que permitan hacer una proyección y apuntar a seguir mejorando en el ranking de Universidades, para posteriormente lograr la acreditación en Investigación. De hecho, Celis explicó que existen a la fecha, 151 publicaciones indexadas durante este año y 100 de ellas están indexadas en la Web of Science (WOS).

En otro frente, informó que la Dirección General de Investigación, a través de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTL), se acaba de adjudicar la segunda fase del proyecto financiado por la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), por 24 meses más, orientada a consolidar dicha oficina. En tal sentido, destacó la cadena de valor que puede generar la transferencia en la institución, al identificar problemas, desafíos e ideas y transformarlas en proyectos con propiedad intelectual y resultados para la sociedad.

Miguel Ángel Fuentes, director General de Investigación de la USS (DIUSS) aseguró que todos estos resultados han sido abordados con un diseño inteligente y una competencia sana, en medio de un ambiente altamente competitivo y con incertidumbres respecto al futuro de CONICYT y el nuevo Ministerio de Ciencia.

Desde esa perspectiva, Fuentes precisó que luego de una primera etapa focalizada en la captación de docentes e investigadores de alto nivel, ahora se impulsará una estrategia mixta, donde se afronten temáticas desde la institución que permitan contar con aspectos hasta ahora no suficientemente abordados y una mayor agilidad, dinamismo y fluidez a ciertos procesos, en línea con las necesidades y desafíos que plantea la investigación.