Intercambio académico de Derecho abre nuevos campos de colaboración

04 de abril de 2017

La Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la U. San Sebastián, recibió la visita de juristas de las universidades de Guadalajara y Nacional Autónoma de México.

 

Las medidas alternativas a la solución de conflictos, la mediación como un derecho humano, las diferentes familias jurídicas, la religión y el derecho, entre otras, fueron algunas de las temáticas que abordaron los investigadores de las Universidades de Guadalajara y Nacional Autónoma de México, que visitaron la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad San Sebastián, en el Campus Bellavista.

Se trató de una visita de tres días por parte de los académicos de la U. Nacional Autónoma de México, Marina Lima, Maestra en Derecho Penal del Instituto de Altos Estudios Jurídicos, directora ejecutiva del Centro de Mediación del mismo centro; el Dr. José Guillermo García, mediador, director del Instituto de Altos Estudios Jurídicos y docente de la U. de Guadalajara; y la Dra. Consuelo Sirvent, profesora titular de la Facultad de Derecho de la misma casa de estudios y autora del libro “Sistemas Jurídicos Contemporáneos”, Ed. Porrúa (2005, VII Edición). La coordinación de la visita estuvo a cargo de la Dra. Alejandra Díaz, docente investigadora de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales USS con el apoyo de la Dirección de Relaciones Internacionales, a través de su directora nacional, Rocío Serrano.

En sus primeras actividades, la delegación mexicana fue recibida por el rector Hugo Lavados, el decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Rafael Rosell, y el cuerpo académico y directivo de la misma, coincidiendo además con la visita de Susan Kang, Directora de Posgrado y Programas Internacionales del Boston College, (EE.UU.), quien también participó de esta reunión, haciéndola aun mas enriquecedora para los asistentes. Entre las actividades desarrolladas destacó la jornada “Medios Alternativos de Solución de Conflictos: Experiencias nacionales e internacionales” en donde fue presentado el modelo de “Los Centros de Mediación en México: un Sistema en Construcción”.

Solución Alternativa de Conflictos (SAC)

La visita de los pares mexicanos tiene gran relevancia para la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, debido a que ésta definió el año 2016 a la solución colaborativa de conflictos como una de sus líneas de investigación estratégicas y transversales, cuyo desarrollo y potenciación se ha puesto a cargo de la Prof. Alejandra Díaz Gude, a partir de este año. La profesora Díaz tiene un doctorado en la materia por la Universidad de Leeds, Inglaterra.

Así, este intercambio permite conocer la realidad de los SAC en un país de tanta relevancia regional como es México, que además cuenta con una ley federal en la materia, y realizar iniciativas de intercambio académico y estudiantil conjunto, tanto con la Universidad de Guadalajara, como con el Instituto de Altos Estudios Jurídicos, el cual posee un doctorado con mención en SAC.

La mediación como derecho humano

La académica Marina Lima explicó que “ante tantos eventos que están sucediendo con reformas tanto a las constituciones de los estados como el reconocimiento de los derechos humanos, sobre todo en nuestro país donde la mediación es un derecho humano, surge esta necesidad de tener intercambio con otras universidades para fomentar a través de la academia, y tratar de forjar y conservar en algunos casos la forma cómo se están llevando los medios alternativos de solución de conflictos”.

“Se les llama medios alternos de solución de conflictos -indicó- a aquellas soluciones fuera de la justicia, que se encuentran en un contexto de fomento de la cultura de la paz, cómo operan en México y cómo se están empezando a construir centros de mediación privados, toda vez que en Chile son obligatorios para ciertas materias y en México voluntarios”.

Entonces, al comparar ambos sistemas, “creo que debe de primar la voluntariedad en poner en manos de un tercero la resolución de un conflicto”, sostuvo, añadiendo que “quizás los que necesitamos evolucionar somos nosotros en México hacia un sistema obligatorio, sin embargo, esto es lo que tenemos que debatir, porque el objetivo final siempre será reparar el daño”.

Por su parte, el Dr. García destacó esta posibilidad de intercambio y movilidad académica, “no solo desde el punto de vista del Derecho o la Didáctica, sino también para dar a conocer la Escuela del Pensamiento de Medios Alternos de Solución de Controversias, que propone que estos mecanismos deben tener una visión humanista, de solidaridad y fraternidad, o como también lo plantean algunos autores, el perdón”.

“Esto es algo muy difícil donde la sociedad tendrá que restablecer su tejido social en función del perdón, la tolerancia y del respeto, valores fundamentales con que un abogado hoy en día debe de crecer, porque antes de llegar a un litigio debemos llevar internalizado el pensamiento de una negociación”, expresó.

Pero ésta no es una mirada nueva: siempre el juicio ha implicado que habrá perdedores y vencedores, por lo que es común oír que “más vale un mal arreglo que un buen juicio”. En cambio, en la justicia alternativa no, siempre habrá una fórmula de ganar – ganar, explicó.

Este intercambio académico nos permite ir generando nuevos paradigmas de acercamiento, como, por ejemplo, en el arbitraje internacional que es donde podemos tener más coincidencias”, agregó.

El Islam como familia jurídica

Y en otro de los temas innovadores que expusieron los juristas mexicanos destacó la charla dictada por la Dra. Consuelo Sirvent denominada “Las Familias Jurídicas y el Sistema Islámico”, en donde explicó las diferencias entre algunas familias jurídicas internacionales como el Derecho Neoromanista, el anglosajón o Common Law y el mixto, comparándolos con el islam.

“El Islam como familia jurídica -explicó- es un tema que siempre despierta inquietud. Es un sistema muy interesante y lo vemos todos los días en las noticias de política mundial. Por ejemplo, si un inglés mata a unas personas, si es de apellido árabe entonces es un acto terrorista y si no lo es, entonces es simplemente un loco”.

La característica del sistema islámico es que no hay separación entre el derecho y la religión: El Derecho es parte de la Religión. En cambio, en Occidente está establecido lo más laico posible.

Por otro lado, respecto del rol de la mujer, la académica señaló “que no podemos generalizar, de un país musulmán a otro es muy diferente y todas las religiones monoteístas son misoginias. En el catolicismo la mujer no puede ser papa ni obispa, mientras que en el judaísmo los hombres oran todos los días y agradecen no ser mujeres, entonces estas tres religiones también son misoginias”.

“El Islam es una religión como cualquier otra y no tenemos que verla como un enemigo -recalcó- porque siempre estamos buscando verla como enemiga para todo lo que pasa y entonces lo que no debemos hacer es generalizar”.

Por su parte, la Dra. Alejandra Díaz, y quien propició este valioso intercambio académico, agradeció a la Dirección de Relaciones Internacionales por su apoyo y señaló que “gracias esta visita podremos ampliar nuestra red de contactos a nivel internacional, entregar mejores oportunidades de intercambio y ampliación del conocimiento a nuestros estudiantes y profesores, y realizar un convenio de colaboración con dichas instituciones en el que ya estamos trabajando”.