Estrategias para lidiar con la desmotivación escolar

07 de septiembre de 2017

Motivar implica incentivar a aprender de diversas maneras y que el proceso sea creativo e inspirador.

laboratorio-de-ciencias

La motivación es parte esencial del proceso de aprendizaje, es por ello que la labor del docente en este ámbito es primordial. Motivar implica incentivar a aprender de diversas maneras y que el proceso de enseñanza sea creativo e inspirador.

Javiera HernándezEstamos acostumbrados a que el aprendizaje sea unidireccional, pasivo y conductista, no obstante, puede ser completamente diferente si el docente a cargo es capaz de crear ambientes positivos, amenos y lúdicos. Evitar las clases “aburridas” o monótonas es un desafío que obliga al docente a implementar una metodología innovadora y cercana al ciclo vital de los estudiantes.

Para ello hay que visualizar variables que son inherentes a un contexto motivador, las cuales hacen referencia no solo a ser capaz de crear una atmósfera abierta, positiva y basada en el buen trato, sino que darse el tiempo de conocer a los estudiantes, utilizar metodologías diversas, usar el humor para acercar contenidos, organizar el espacio y que el docente sea entusiasta y fomente la participación.

Motivar implica dedicarse a la ejecución de una clase, implica contagiar a través de la interacción docente-estudiante e implica construir espacios amorosos, un espacio donde hay colaboración, empatía y compañerismo.

Es crucial, entonces, que la planificación de las clases sea el mapa que marque la ruta correcta para no perder el foco, no perder el sustento para estimular el aprendizaje positivo.

Javiera Hernández Fernández
Coordinadora de Formación Integral
Universidad San Sebastián, sede Concepción

Vea la columna en La Estrella de Concepción