Empresas europeas mostraron experiencia en seminario de eficiencia energética en Valdivia

25 de mayo de 2015

En la U. San Sebastián y en el marco del “Encuentro entre dos Mundos: Valdivia – Europa”, las organizaciones de Alemania, Austria y Bélgica dieron a conocer sus productos bajo el concepto de eficiencia energética. Actividad que fue organizada por el Cuerpo Consular de Los Ríos y Corporación “Valdivia, Ciudad Universitaria y del Conocimiento.

seminarioeficiencia02

Durante las ponencias, las empresas Schréder (tecnología LED), AGB Mirabel (cristales planos para la construcción), Jaga (radiadores eficientes) y Green Watt (biodigestión en el sector agrícola y agroindustrial), dieron una clase magistral de cómo a través de la eficiencia energética se puede mejorar la productividad y por ende, la calidad de vida.

La cuenta de la luz en los municipios llega a ser hasta el 50% de sus gastos, lo cual es un problema que dependiendo la situación se podría mejorar, en parte, con la utilización de iluminaria LED, así lo explicó François Lovens de Schréder, institución que ha realizado diversos proyectos en 30 países, desde la iluminación en estadios para la Copa América en La Serena, el Complejo Deportivo Juan Pinto Durán y hasta la Plaza Mayor de Bruselas y el Centro Cultural Tianjun en China. “Dentro del valor añadido hay ahorro de energía y de costes de mantenimiento, con un retorno de la inversión más rápido”, precisó.

En tanto, Alain J. Kaczorowski, de AGB Mirabel, primer fabricante de vidrio plano a nivel mundial, entregó cifras categóricas como que la piel exterior del edificio puede afectar de 70 a 90 por ciento el gasto de energía, “el cristal debiera tener preferentemente las siguientes características, entrada de calor controlada, alta transmisión de luz y buena aislación térmica (…) Tiene que haber un equilibrio entre la intensidad de la luz, el frío y calor, que varía según la zona geográfica. Hay amplias opciones de cristales, por lo que es necesario saber elegir”, indicó durante su presentación.

De “purín” a energía

En tanto, Benoit Buntinx, Gerente de Green Watt, explicó cómo a través de la biodigestión o fermentación, se puede extraer energía, ya sea de residuos como el orujo de la malta y el vino, de la linaza, zanahorias y hasta de purines y estiércol, lo cual transforma residuos en dinero y reduce la contaminación.

Respecto al proceso de generación de energía renovable a partir de residuos orgánicos, sólidos o líquidos, de la agricultura y agroindustria, Buntinx detalló que “mediante el biogás y con un motor cogenerador se puede producir energía eléctrica y térmica (…) El digestato se puede usar como fertilizante o abono y el agua que entra también sale, pudiendo emplearse por ejemplo para regar”, acotó en su exposición.

Igualmente, Hanzer Lamora, de Jaga, empresa que tiene certificación Cradle to Gradle, al utilizar insumos reciclables para radiadores con eficiencia energética, señaló que desde la primera crisis energética en Europa, se comenzó a innovar por necesidad para no desaparecer, “hoy en día tenemos un área de producción que tiene que ver con el respeto a la naturaleza con radiadores que trabajan a baja temperatura y con poco contenido de agua, lo que es menos inerte y funciona con un décimo del contenido de agua de un radiador convencional y esto se traduce en un ahorro de un 50% de la caldera”, subrayó.

Agregó que, “la segunda área es lo decorativo, ya que los diseños son difíciles de desechar al ser hermosos y la tercera línea es pensando en problemas de climatización, previendo situaciones futuras. Otra característica que tenemos es que siempre incorporamos a nuevos profesionales al relacionarnos con universidades, porque las nuevas generaciones no le tienen miedo al cambio y aquello lo valoramos donde estamos innovando de forma constante”.

Para el estudiante de Ingeniería Civil Industrial de la USS Valdivia, Juan Fierro, “la charla permitió reflexionar sobre la ciudad en que vivimos, que aspira a ser sustentable. Por lo mismo, es necesario tener ejemplos de países desarrollados, para lo cual queda claro que falta una política potente que incentive las energías renovables, más limpias, lo cual repercutirá positivamente en nosotros y nuestros hijos”.

En tanto, Alexis Espinoza, docente del colegio People Help People de Panguipulli, expresó que, “tenemos especialidades ligadas a la eficiencia energética como es el área de electricidad e instalaciones sanitarias y nos interesa siempre actualizar conocimientos. Acá recién se está empezando a trabajar en soluciones de eficiencia energética y nosotros como colegio tenemos prácticas de estudiantes en empresas, por lo que una forma de mejorar esa experiencia es con seminarios y dialogando directamente con ellos, para entregar las herramientas que el mercado requiere”.