Bienvenida USS Concepción incluyó actividad con egresados y visitas guiadas

02 de marzo de 2018

Más de dos mil estudiantes se reunieron con sus académicos en talleres propios de cada carrera y/o facultad. También formaron parte de una masiva actividad, protagonizada por egresados.

 

Con la nueva jornada se dio así cumplimiento al programa especial de tres días de adaptación de los jóvenes de primer año a lo que será su nuevo régimen universitario en la Universidad San Sebastián sede Concepción.

Las actividades se iniciaron en el Gimnasio del Campus Las Tres Pascualas, en una actividad realizada por las direcciones de Asuntos Estudiantiles (DAE) y Admisión, junto a la Red de Egresados. En la oportunidad, seis profesionales titulados de la USS Concepción dieron a conocer sus testimonios de vida, como estudiantes, profesionales, emprendedores o académicos a los más de dos mil alumnos nuevos matriculados este 2018.

Las presentaciones las inició Diego Rojas Ulloa, arquitecto sebastiano, gerente de DRU y CEO de Pillán Snowboards, quien contó que nunca fue el mejor alumno (aunque estudiaba y cumplía) pero que, gracias a su permanente deseo de hacer las cosas bien, creó redes y lazos con académicos, llegando a trabajar en “Techo” (entonces “Techo para Chile”).

Empecé a confeccionar tablas para nieve porque me gusta mucho la nieve. Nos ganamos dos fondos Corfo y hoy somos la segunda empresa del rubro en Chile”, contó el profesional, quien además está desarrollando su propia empresa constructora. Llamó a los jóvenes a disfrutar de la universidad, “pero siempre con respeto a su carrera”, expresó.

Luego, Pablo Osorio Rioseco, médico veterinario sebastiano y actual coordinador de Organizaciones Estudiantiles de DAE, se refirió a su vida como voluntario universitario. Fundamentado en los valores impresos en el sello sebastiano, creer, crear y emprender, contó cómo junto a un grupo de compañeros de universidad instauraron los Trabajos de Invierno, en ejecución hasta hoy, y cómo en esta línea, luego aprendió a postular a proyectos, adjudicándose incluso fondos del Gobierno Regional, para implementar campañas preventivas de enfoque veterinario. “Ser universitario es también aprovechar instancias, tomarse una chelita con los amigos, compartir. Ese conocimiento, no académico, es muy valioso para la vida”, precisó.

Estudiar cuando se tiene capacidades especiales
María José Vergara Quezada, educadora diferencial que enseña tiflotecnología docente en el Colegio Adventista de Talcahuano (Programa Integración Escolar) y Coalivi, dio a conocer su lucha para estudiar y desempeñarse como profesional. “No me gusta mucho decir que tengo capacidades especiales… que yo sepa, no tengo alas, por ejemplo. No puedo volar. Pero sí el hecho de no poder ver hizo más difícil mi proceso”, contó.

Cuando partí con el sueño de estudiar, le conté a los más cercanos… y casi nadie creyó en mí. Cuando tienes discapacidad visual en un país tan excluyente, es complejo, pero yo misma me las jugué por mí. Y con esto quiero demostrar que los logros dependen en primer, segundo y tercer lugar de ustedes mismos, y en tercer orden, de las circunstancias”, reflexionó, siendo ovacionada por los más de dos mil asistentes al encuentro.

Rodrigo Garrido Cáceres, kinesiólogo, contó de su trayectoria desde alumno USS hasta actual académico de su carrera, de cómo se vino a estudiar a Concepción desde Temuco, sin conocer a nadie, ni siquiera a la ciudad. “Elegí a la USS porque me ofreció cosas que ninguna otra universidad me ofrecía, la beca por puntaje de PSU. Una vez estudiando me quise mover, formé parte de voluntariados, ayudé a fundar el centro de estudiantes y tuve cargos de dirigencia estudiantil”, señaló.

Destacó de su trayectoria su paso por la Northwestern University, de Chicago, EE.UU. “Vi un aviso para estudiar en el extranjero, en un afiche, en el campus. Mandé un correo, postulé y me adjudiqué una beca para estudiar en Brasil”, contó. Luego supo que Estados Unidos también era opción, así es que se decidió a viajar, previa realización de un curso de inglés, también financiado a través de becas. Todo ello le valió formar currículum para hoy ser académico de su alma mater. “Se puede. Sin conocer a nadie, se puede vivir una experiencia de vida imborrable”, puntualizó.

Alberto Núñez Barrera, psicólogo y director del Cesfam O´Higgins de Concepción, motivó a los jóvenes a pasarlo bien, siempre cumpliendo con las metas y desafíos propuestos. “El éxito académico no es predictor de una buena experiencia laboral. Por lo general, ésta se asocia más con competencias adicionales que con sólo saber. Por eso, la universidad es un excelente contexto para generar competencias”, afirmó.

Finalmente intervino Boris Márquez Ochoa, académico de Pedagogía en Historia y Geografía, y director de la Biblioteca Municipal de Concepción, quien en su paso por la USS destacó además por formar parte de torneos de debate en Perú, Colombia y Venezuela, y en Puerto Montt, Osorno, Valdivia y Concepción, siempre representando a la USS.

Lo que hace la diferencia es la cultura que podamos desarrollar. El conocimiento académico es cambiante, por lo que, para tener crecimiento, debemos cultivarnos. Por eso aprovechen todas las instancias que surjan, practiquen deportes, alguna disciplina artística, vayan al cine, al teatro, a recitales”, aconsejó el profesional. “Estamos condenados a comunicar. Cuando hablan, cuando no, comunican algo. Entonces tenemos que comunicar lo que somos, y persuadiremos mejor si damos cuenta de nuestros conocimientos, de nuestras habilidades blandas”, concluyó. Antes de bajar del escenario hizo entrega de ejemplares de libros de su autoría, para alimentar el catálogo sebastiano, a Paola Medina Vergara, jefa de la Biblioteca de la USS Concepción.

Actividades lúdicas e informativas
Luego, cada facultad y/o carrera realizó sus propios encuentros, en diferentes locaciones, con el propósito de que los alumnos se conozcan entre sí y a sus profesores y directores. Para ello se incluyó charlas a cargo de profesiones y egresados, quienes darán a conocer su experiencia de vida, laboral y profesional; presentaciones de directores de carrera además de tour guiados por estudiantes para que los nuevos sebastianos conozcan los principales puntos de referencia dentro del campus Las Tres Pascualas.

Las actividades de bienvenida finalizarán el sábado 3 de marzo, con un voluntariado sebastiano que se desarrollará en el sector La Pólvora (desde las 9.00 de la mañana) y que tiene por objetivo colaborar con la comunidad y transmitir uno de los sellos institucionales, la solidaridad, a los nuevos estudiantes.

Los estudiantes de cursos superiores iniciarán sus clases el 5 de marzo.