Adultos Mayores recibieron certificación universitaria

11 de abril de 2018

Integrantes del Centro Diurno de la comuna  de Frutillar finalizaron con éxito el Programa Universidad para el Adulto Mayor en la Patagonia, iniciativa que consideró talleres y actividades para mejorar la calidad de vida en la tercera edad.

Una emotiva ceremonia de finalización tuvo el Programa Universidad Para el Adulto Mayor que la sede De la Patagonia de la Universidad San Sebastián desarrolló junto a una decena de adultos mayores de Frutillar que participaron activamente de acciones que promovieron el autocuidado y talleres para mejorar la calidad de vida en la tercera edad.

El proyecto, que se realiza por segundo año consecutivo, se enmarca en las iniciativas de Vinculación con el Medio que impulsa la institución en el sur del país y que gracias a una alianza estratégica con la Municipalidad de Frutillar fue posible ejecutar para desarrollar las capacidades cognitivas, sociales y físicas de los participantes.

 “Siento que son trabajos que nos llenan de alegría, de orgullo y nos emociona, porque ver el entusiasmo de los adultos mayores es un ejemplo digno de imitar; porque siempre hay algo nuevo que aprender, que hacer, que entregar y, en ese sentido, no solamente han recibido conocimientos de la Universidad, sino que han entregado mucho a nuestros jóvenes que en el futuro van a ser profesionales en distintos ámbitos laborales”, destacó Sergio Hermosilla Pérez, vicerrector de la Universidad San Sebastián en su discurso de bienvenida.

Envejecimiento Activo

Según datos del Informe Perspectivas de la Población Mundial, se espera que el número de personas mayores se duplique para el 2050. Este envejecimiento de la población puede ser considerado un éxito de las políticas de salud pública, sin embargo, la Organización Mundial de la Salud, advierte que también es un reto para la sociedad, que debe adaptarse para mejorar la calidad de vida, la salud y la capacidad funcional de los adultos mayores, además de promover su participación social y seguridad.

Teniendo en cuenta estas informaciones, la Universidad San Sebastián efectúa desde el 2015 este programa que, en su segunda versión, consideró la realización de talleres de actividad física y gerontomotricidad, además de charlas de alimentación saludable y ejercicios de estimulación cognitiva, actividades a cargo de las carreras de Nutrición y Dietética, Pedagogía en Educación Física y Pedagogía en Educación Diferencial.

En la ceremonia, los integrantes del Centro Diurno de Frutillar recibieron un certificado por su participación en este proyecto que se extendió por más de un año, con intervenciones en la comuna lacustre y la sede universitaria.

De acuerdo a la participante Nieves Ayala, el proyecto ha sido significativo para todos quienes han participado. “Para nosotros, usuarios del Centro Diurno, que hemos asistido día a día con mucho entusiasmo y alegría desde que este proyecto se hizo realidad, nos ha cambiado la vida. Estamos de acuerdo y, con mucha humildad –todos pensamos lo mismo-, nos ha permitido salir de la rutina hogareña, tener nuevas amistades, compartir nuestros gustos, temas de conversaciones y hasta nuestros achaques”, señaló en su discurso.

En la oportunidad, también agregó que “además, conocer en nuestros encuentros a jóvenes universitarios que nos entregan su cariño, ha sido una linda e inolvidable experiencia. Estaremos siempre agradecidos por la entrega hacia los adultos mayores de nuestra comunidad. Por hacernos sentir activos, importantes, tomados en cuenta y participativos”, concluyó.

Cabe destacar que dado el éxito de esta iniciativa, la Universidad San Sebastián se planteará la idea de extender proyectos de esta envergadura para continuar aportando y beneficiando a la población adulto mayor en el sur del país.

ES EL FRUTO DE HACER LAS COSAS BIEN.